El programa se financiará mediante la reasignación de 1/8 de centavo existente del impuesto a las ventas de San Antonio que actualmente se dedica al Programa de Protección del Acuífero Edwards y los senderos de las vías verdes. Cuando el uso actual expire en la primavera de 2021, la Proposición B autorizaría el uso de esos fondos durante cuatro años para que los trabajadores de San Antonio desplazados por COVID se recuperen.

Debido a que utilizaría una parte existente del impuesto a las ventas de San Antonio, no es necesario recaudar impuestos ni tarifas para financiar completamente esta iniciativa.

Las industrias objetivo incluyen manufactura, logística, aeroespacial, biociencia, salud, servicios financieros, tecnología, ciberseguridad, construcción y comercio.

Sí. Los programas de certificación de 2 a 12 semanas que otorgan certificaciones de montacargas o licencias de conducir comerciales serán parte de esta iniciativa, lo que garantiza que podamos cubrir los miles de puestos de logística disponibles en nuestra región.

El programa se centrará en las personas que han sido desplazadas como resultado de COVID-19 y trabajará para garantizar que tengan un camino hacia una carrera estable y preparada para el futuro en la economía pospandémica de San Antonio.

Se desarrollarán criterios que garanticen un proceso de selección equitativo para los participantes elegibles.

No, pero las subvenciones de emergencia para cosas como reparaciones de automóviles o gastos médicos inesperados estarán disponibles caso por caso para disminuir las barreras que generalmente frustran la finalización del certificado o título.