Más de 150,000 residentes de San Antonio han presentado una solicitud de desempleo a raíz de la pandemia de COVID-19. Aproximadamente 68,000 de esos solicitantes ganaban menos de $ 22.000 al año. 1 de cada 5 adultos de San Antonio nunca terminó la escuela secundaria.

Es hora de tomar una nueva dirección.

Podemos priorizar una inversión en nuestros trabajadores, vecinos, familias y comunidades, todo sin aumentar los impuestos.

Lo que estamos proponiendo es un programa de 4 años que pondrá a 40,000 residentes de San Antonio en un camino hacia una carrera estable en nuestra economía pospandémica.

Miles de trabajadores desplazados de San Antonio recibirán capacitación para trabajos de mayor demanda y mejores salarios, también recibirán la educación, los servicios integrales, la gestión de casos y las subvenciones de emergencia necesarias para garantizar que tengan la mejor oportunidad en un nuevo futuro.

Esta es una oportunidad para que miles de residentes de San Antonio inicien una carrera con futuro, no solo un trabajo para cubrir los pagos de la próxima semana.

Estamos listos para el cambio. Estamos listos para una nueva trayectoria. Estamos listos para invertir en nuestra gente.

Estamos listos para trabajar, San Antonio.